Vejiga Hiperactiva


1 de cada 6 adultos en Estados Unidos se ve afectado por síntomas de vejiga hiperactiva, esta entidad ocurre tanto en hombres como en mujeres. La vejiga hiperactiva se caracteriza por una sensación de urgencia súbita de orinar, en ocasiones con aumento en el número de micciones en el día o la noche y puede o no haber incontinencia asociada. Existen diferentes líneas de manejo para esta entidad, dentro del manejo no quirúrgico o mínimamente invasivo están:

• Terapia de piso pélvico

Pretende enseñarle al paciente a reconocer sus músculos e identificarlos de manera adecuada utilizando diversos estímulos. Adicionalmente se utiliza terapia eléctrica de los músculos del piso pélvico. Requiere mucha disciplina para que sea efectivo.

• Terapia farmacológica

Existen diferentes medicamentos que se pueden utilizar para el control de los síntomas de vejiga hiperactiva. Debe consultar a su urólogo para elegir el medicamento indicado para usted en caso de ser candidato para terapia farmacológica.

• Estimulación del nervio Tibial Posterior

La Estimulación percutánea del Nervio Tibial Posterior funciona enviando impulsos que viajan a través del nervio tibial hacia el plejo nervioso sacro, que son los nervios que controlan el funcionamiento de la vejiga. Se administra por medio de una pequeña aguja (similar a una aguja de acupuntura) que se inserta encima de su tobillo. El tratamiento inicial se administra 1 vez a la semana durante 30 minutos. Es posible que requiera posteriormente mantenimiento 1 vez al mes. Los potenciales efectos adversos incluyen molestia o dolor cerca al sitio donde se realiza la estimulación, rubor o inflamación cerca al sitio de la estimulación, escaso sangrado local, adormecimiento de los dedos.

© Copyright 2018 Dra. María Juliana Arcila Ruiz M.D. - Todos los Derechos Reservados